DirectoryArtsBlog Details for "de sibilas ypitias"

de sibilas ypitias

de sibilas ypitias
platón expulsa a los poetas de la cuidad porque temía la subversión de la poesía. hoy se somete la poesía a las catacumbas. recuperemos los nombres sagrados.
Articles: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Articles

la suerte no es azar
2012-05-30 05:01:00
** 1329 Si ellos han olvidado O están olvidando ahora O jamás recordaron? Mejor es no saber? Las desdichas de las conjeturas Son una pena más leve Que una verdad de hierro Endurecida con un Yo sé? c. 1874 ** 1350 La suerte no es azar? Es trabajo duro? La onerosa sonrisa de la fortuna Se gana? El señor de la mina Es esa antigua moneda Que despreciamos? c. 1875 Emily Dickinson, Amherst, Massachusetts, 1830-1886 en The Poems of Emily Dickinson, editado por R. W. Franklin, Harvard University Press, 1999 Versión © Silvia Camerotto imagen de Jamie Baldridge©, A Ten-Penny Prophet, en Uno de los nuestros ** 1329 Whether they have forgotten Or are forgetting now Or never remembered? Safer not to know? Miseries of conjecture Are a softer woe Than a Fact of Iron Hardened with I know? ** 1350 Luck is not chance? It?s Toil? Fortune?s expensive smile Is earned? The Father of the Mine Is that old-fashioned Coin We spurned?
los ausentes soplan
2012-05-29 14:22:00
Vértigos o contemplación de algo que termina Esta lila se deshoja. Desde sí misma cae y oculta su antigua sombra. He de morir de cosas así *** Privilegio I Ya perdido el nombre que me llamaba, su rostro rueda por mí como el sonido del agua en la noche, del agua cayendo en el agua. Y es su sonrisa la última sobreviviente, no mi memoria II El más hermoso en la noche de los que se van, oh deseado, es sin fin tu no volver, sombra tú hasta el día de los días *** Linterna sorda Los ausentes soplan y la noche es densa. La noche tiene el color de los párpados del muerto. Toda la noche hago la noche. Toda la noche escribo. Palabra por palabra yo escribo la noche. Alejandra Pizarnik, Buenos Aires, 1936-1972 en Alejandra Pizarnik, Poesía Completa, Editorial Lumen, Barcelona, 2001 imagen de Andreea Anghel©, The Judge III, en Uno de los nuestros
no deja pasar nada
2012-05-28 05:01:00
X Por no ser frívola, me he vuelto piedra -asevera la pared-, o espejo. Piedra o azogue, da lo mismo, soberbio NO. No juego -duramente dice. XII A decir verdad, la pared no deja pasar nada. Es por eso que se pinta a la cal, resguarda el No: la impenetrabilidad pone a prueba también la lluvia como duda: "¿Eres así, materia leve?". XVI Cabeza muerta la pared, echo cal viva sobre esa cabeza adiós adiós el pensamiento o la flor allí enredada, la hojita que titila y se aferra al viento. No digas más. No digas Nada. Irene Gruss, Buenos Aires, 1950 de La pared, Editorial Nudista, Cosquín, 2012 imagen de Sylwia Makris©, en Uno de los nuestros
no te ablandes jamás
2012-05-27 05:01:00
Miserable piedra Oh, piedra dura, miserable piedra, Yo te golpeo, te golpeo en vano, Y es inútil la fuerza de mi mano, Oh piedra dura, miserable piedra. Pero haces bien, oh miserable piedra, Deja que tiente un golpe sobrehumano, Deja golpear, deja golpear mi mano, Oh piedra dura, miserable piedra. No me des nada, miserable piedra, Guarda un silencio altivo y soberano, No te ablandes jamás entre mi mano; Oh piedra dura, miserable piedra. Con tu impiedad, oh miserable piedra, Recobro alientos y el deseo gano, No te dejes caer sobre mi mano, Mezquina, estulta, miserable piedra. Si un día torpe, miserable piedra, Te venciera la fuerza del verano Y cayeras a gotas en mi mano Yo te odiaría, miserable piedra ... Alfonsina Storni, Sala Capriasca 1892- Mar del Plata 1938.De Alfonsina Storni, Poesía, Ensayo, Periodismo, Teatro, Tomo I, ?Ocre. 1925?, Losada, Buenos Aires, 1999imagen Brooke Shaden©,  Retention, en Uno de los nuestros
así me veo
2012-05-24 06:03:00
Autorretrato  I Ah, si pudiera recostarme,ser así, la mosquita muerta que inclina su cuello, lánguida;si borrara el rictus de una Callas desahuciada, Magnani en batón, así me veo,dulces musas de la debilidad, dónde estáis, denme la brisa, dénmela,no la ventolina a orillas del mar, siempre a orillas del mar, ay me,mandolina y no viola da gamba,quién me miraría si él observa el culode la que pasa, ay me, cuántas uñas delicadas habrán rasguñado el hombro, la nuez,su espalda, oh, su espalda, y engalanar lo que no tengo,un aspecto sutil, ese gesto de no haber sufrido hambre, menos ansiade saber, una sor Juana cortejada por virreyes y virreinas, la suavidaddel papiro, y el vientre sin estrías, ay me,si hubiese usado aquel pote, si no supiera que el tiempo no es el Teatro No,máscara que cubre el savoir faire y otras minucias, oh, gatitas, si pudiera lagrimear,las he visto contonearse sinuosas hacia mi objeto incólume,han conseguido lo que apen...
retirada final
2012-05-23 06:16:00
Después de la cena y de la charla Después de la cena y de la charla, cuando el día ha terminado, Como un amigo de sus amigos prolonga la retirada final, Adiós y Adiós repite con labios emocionados, (Tan difícil para su mano soltarse de aquellas manos que no se volverán a encontrar, No más comunión de dolor y alegría, de viejo y joven, Un largo camino que se dilata lo espera, para no volver a regresar,) Eludiendo, posponiendo la separación, intentando distraer la última palabra siempre tan  pequeña, Aun en la puerta de salida volviéndose, superfluas culpas que regresan, aun mientras baja los escalones, Algo para prolongar un minuto adicional, sombras del anochecer se profundizan, Adioses, mensajes abreviándose, más borroso el rostro y  la forma del que parte, Pronto a perderse para siempre en la oscuridad, reacio, ¡oh, tan reacio a partir! Locuaz hasta el último momento. Walt Whitman, West Hills, Nueva York, 1819 ? Camden, Nueva Jersey, 1892 De Leaves of...
More About: Final
pedro, augusto, alonso o jaime
2012-05-21 18:55:00
El nombre de los gatos El nombre de los gatos es cosa difícil, no es nada más un juego para los días de fiesta; ustedes pensarán que estoy más loco que una cabra cuando les digo que un gato debe tener tres nombres diferentes. Para empezar,  el nombre que la familia usa a diario, como Pedro, Augusto, Alonso o Jaime, como Víctor o Jonathan, Jorge o Guille Bailey? todos ellos razonables nombres cotidianos. Existen nombres más elaborados, si les parece, más melodiosos, unos para los caballeros otros para las damas: tales como Platón, Admeto, Electra, Démeter? todos ellos también razonables nombres cotidianos. Pero les diré que un gato necesita un nombre que le sea propio, un nombre especial,  majestuoso, de otro modo ¿cómo podría mantener su cola erguida o desplegar sus bigotes, o alimentar su orgullo? Puedo sugerir muchos nombres de este tipo, tales como Munkustrap, Quaxo o Coricopat, como Bombalurina o si no Jellyrum? nombres que solo pertenecen a un ga...
antes de que la derrumbe un fuego
2012-05-15 06:15:00
La pared (fragmento)ILe hablo a la pared.Hay quien escribe poemasen un muro y luego se despide, tirala carbonilla a un lado.Lo mío es hablarle siempre a la pared,antes de que la derrumbe un fuegoo el tiempo simple.Ah, ilusa,empecinada en atender lo que calla,lo que dice. VII Vidrios empañados: si fueran la pared hasta esa poca humedad sería rechazada; el agua es débil, se resbala. Impenetrable y a veces mortal, como cal viva que quema los cuerpos, cenizas quedan de un líquido temblar, si me le acerco. La cal es otro No de la pared, Llanto, lluvia o simplemente sangre quedan como manchas, graffiti, nada que no salga mañana o pasado mañana? XIII Guay del que contradigalo que la pared dice, el clavoque sujeta el espejo, la fotode mamá, sangreen el muro, la sogadel ahorcado, la de la ropa.Irene Gruss, Buenos Aires, 1950 La Pared, Editorial Nudista, Córdoba, Argentina, 2012 tomado de El mundo incompleto imagen de Francesca Woodman© ? Space ...
la vida en serio
2012-05-14 05:01:00
La vida en serio Ahora he descubierto el sol, los perros y las mentiras. La vida es más lógica, no he dicho mejor, sino más lógica. Cierro los ojos y tomo sol, juego con un perro tan vulgar que es imposible sentirse separada de él y miento. Eso me obliga por las noches a sacarme los zapatos como quien se desnuda, a caminar descalza por mi casa, a llorar a solas cada tanto. Ahora miro a una mujer ni linda ni fea, pienso que la pequeña vida continúa y que todo dolor importante tiene testigos, aunque sean un perro, el sol o las mentiras. *** Una poesía para impresionar con grandes imposibles olvidos que no llegan o esas frases de: tengo para poco una poesía en realidad para ser un animal herido entre la gente para irse a un rincón y tratar de no molestar si digo es poesía ya no me interesa es porque he empezado a sentir gusto por la vida en serio. ***  Pertenencias Como toda persona que se respeta tengo una ventana para decir buen día para dejar que se acerquen las imágenes qu...
More About: Vida
por qué no
2012-05-13 05:01:00
Asimetría Pasando el puente bajo, nuestras cuentas dan rienda suelta a una sarta de insultos. Los castaños alteran sus hojas una a una. Probando un tópico de conversación atrás de otro, la puerta admitiendo solo visitas por separado. ¿Por qué no? ¿Fue por eso que evitamos llamar la atención mientras estábamos en el centro comercial después de que el sol terminara de alunarse? Había conejos en el oasis de los que nadie nos habló, menos aun los vendedores de turrones cercanos. Una canción de cuna sirve para todo. No hay reglas para escuchar, solo hábiles gigantes devoradores de perspectivas o la soledad que se impone a sí misma, anodina como destacada en píldoras de luz. John Ashbery, Rochester, 1927 A worldly country, New poems, Harper Collins Publishers, New York, 2007 versión © Silvia Camerotto imagen de  Kaveh H. Steppenwolf© , en Uno de los nuestros Streakiness Passing the low bridge, one?s beads give vent to a volley of abuse...
para poder nombrar
2012-05-08 06:16:00
Un lugar entre los hombres Para poder hablar solamente para eso para que tu palabra mereciera tu propia confianza te has abierto a todo has extendido tus propiedades Para que ninguna línea escrita por tu mano ninguna palabra dicha en bajo o alta voz a los vecinos mereciera la sospecha de un amaño o de trabajada impostación para poder nombrar de torpe modo la torpe vida o la brillante y altanera has mezclado tu acento en el tumulto y has perdido o ganado tu silencio un lugar entre los hombres Edgar Bayley, Buenos Aires, 1919-1990fuente: Edgar Bayley, Obra poética, Corregidor, Buenos Aires, 1976 imagen de Michal Macku© , Gellages, en Uno de los nuestros
y uno solo puede mirar
2012-05-06 05:01:00
El coraje de callar ¡El coraje de la boca cerrada a pesar de la artillería! La línea rosa y callada, un gusano deleitándose al sol. Hay discos negros  detrás, los discos del ultraje, Y el ultraje de un cielo, su cerebro arrugado. Los discos giran, piden ser escuchados, Cargados como están, con historias de bajezas. Bajezas, maniobras, abandonos y dobleces, La púa viajando por el surco, Bestia plateada entre dos oscuros cañones, Un gran cirujano, ahora un tatuador, Tatuando una y otra vez los mismos tristes agravios, Las víboras, los bebés, las tetas De las sirenas y las chicas de sus sueños en dos patas. El cirujano está callado, no habla. Ha visto demasiada muerte, sus manos están llenas de ella. Entonces giran los discos del cerebro, como las bocas de los cañones. Y allí está esa antigua podadora, la lengua, Incansable, púrpura. ¿Debemos cortarla? Tiene nueve colas, es peligrosa. ¡Y el ruido de sus latigazos en el aire una vez que empieza! No, l...
More About: Solo
homologadas las existencias
2012-05-02 05:01:00
Cortejo dialéctico Animados de ganancias y pérdidas, de lo que ganaríamos reconociéndonos indefinidos: ni carne ni pescado; de lo que perderíamos, por negarnos a otros, sus lágrimas, salivas; de convencernos que de ganar todos en todo nadie ganaría, si todos perdiesen nadie perdería, ninguno rendiría cuentas, no las pediría; de que a la larga no se reciben más favores por ganar que oprobios por perder, homologadas las existencias; en todas, ganar o perder transcurriendo como al pie de un muro siempre por resquebrajarse, caerse, y sin excepción ocupando idéntica pulgada de sombra en el cuadrante solar. Perder, ganar, partida nuestra alma, el buen olor que no sobrepasa al malo, simétricos. Alberto Girri, Buenos Aires, 1919-1991de Existenciales, 1986 en Alberto Girri, Obra Poética V, Corregidor, Buenos Aires, 1989imagen Dino Valls©, Barathrum, en Uno de los nuestros
el infortunio
2012-05-01 05:05:00
Sin tenerlo claro Confiar en la dicha, hada de la casa, deidad del lecho, aun sin tenerlo claro, si con solo invocarla es suficiente, si envolviéndonos en la voz dicha, de la belleza visual, somos ya su abundancia, y su exceso, exagerados lo bueno y lo mejor, con más de réplicas agradables, más de contento, más de resarcirnos, más de desasirnos de cuanto aprendimos sin dicha, duro de cargar, más de no participar más de lo que toda dicha guarda, latente: el infortunio, perversidad en lo sano, y más de ligereza, aun frente a una daga que viniera  a arrebatarnos; dicha y dichas, movilizándonos, aunque nunca en contacto, cabalmente, con lo que la dicha tiene por sustancia, y que quizás no exista, como el error, fruto también de nuestro pensar, es sin sustancia. Alberto Girri, Buenos Aires, 1919-1991de Inéditos, 1987  en Alberto Girri, Obra Poética V, Corregidor, Buenos Aires, 1989imagen Daria Endresen©, Kevlar Soul, en Uno de los nuestros
pasión, aversión, confusión
2012-04-30 05:01:00
Aquí y ahora, en el cuerpo tosco I Toda muerte es por crimen, aquí, ahora, se sabe, mueres porque se te mata, como al inclinarte, ladearte, sabes qué haces, vas y vienes, y lo sabes, tendrías que saberlo, que te rodean victimarios, inminentes, potenciales, de hecho, visibles, inadvertidos, y que también lo eres, y que te toca esperarlos, el rostro alargándose en el miedo, tus espaldas encogiéndose, y los estados por los que un cuerpo ensaya ser víctima: pasión, aversión y confusión, duda y dependencia, y la ninguna fe en un aquí donde no hubiera tránsitos, ni nacer, envejecimiento, marchitamiento, y como espejismo, burbuja en la corriente, un cuerpo tosco. II Todos que matan a todos, ¿quién disuadiría a quién? todo que mata a todos, ¿se disuadiría la piedra de despegarse de su montaña, bajando a aplastar, y el árbol abatido por la tormenta, derribándonos, y el gusano que en nosotros sólo ve comida en corrupción, vísceras? III Se sabe, como no se sabe de victimarios que preg...
notte che tremi
2012-04-29 05:01:00
** a M. Serantes Noche que sientes los sentimientos arder como un misterio, noche que esperas sus pasos y su suspiro, noche que tiemblas, preguntas, seduces y engañas, él no vendrá, encerrado en sus memorias de siempre, noche que temes que su sandalia suspire amargamente la tierra y el torbellino, que habitas en su látigo, oh noche madre de luz y selva de engaños de mi pasado, él tiembla por sus mismas pupilas, él exalta el bien de su tierra lejana de mi patria que es la idea de la vida, él exaspera mis confines y me confunde y tiembla con mi  tonta estatura. Oh noche, todas las mujeres están tan ausentes en su avanzar, todas las mujeres aspiran al amor como si se tratara de una esencia de muerte y caminan para no temblar y violan los principios de la libertad, todas las mujeres cierran su ternura en vago tormento. Yo ya vieja como una pelota desinflada, expulsada de toda religión, tirada a la basura de todos los tiempos, yo desmemoriada y sucia mujer que no ve los diq...
viniste cuando se fue
2012-04-27 05:01:00
Soledad tardía Soledad, bien te busqué mientras tuve compañía? Soledad, soledad mía, viniste cuando se fue? De tus brazos me escapé cuando en tus brazos dormía; estar a solas quería sin adivinar por qué. Toda la noche vagué, por verte, soledad mía; regresé rayando el día, y dormida la encontré. De puntillas me alejé burlando su compañía por hallarte, y no te hallé; pero un día que volví, no la encontré? ¡Ay, mi soledad tardía, viniste cuando se fue! Lloré porque no podía hallarte, soledad mía? y lloré porque te hallé? Enrique González Martínez, Guadalajara, Jalisco, 1871- México D.F., 1952  de Los senderos ocultos, 1911 imagen de Ángela Lergo ©, Even in the darkest hours (1), en Uno de los nuestros
dónde estará mi arrabal
2012-04-26 05:27:00
Tinta roja Paredón,  tinta roja en el gris del ayer;  tu emoción de ladrillo, feliz  sobre mi callejón,  con un borrón  pintó la esquina  y al botón  que en el ancho de la noche  puso al filo de la ronda  como un broche...  Y aquel buzón carmín  y aquel fondín,  donde lloraba el tano  su rubio amor lejano  que mojaba con bon vin... ¿Dónde estará mi arrabal?  ¿Quién se robó mi niñez?  ¿En qué rincón, luna mía,  volcás, como entonces,  tu clara alegría?  Veredas que yo pisé...  Malevos que ya no son. Bajo tu cielo de raso  trasnocha un pedazo  de mi corazón. Paredón,  tinta roja en el gris ayer;  borbotón de mi sangre infeliz,  que vertí en el malvón  de aquel balcón  que la escondía.  Yo no sé  si fue el negro de mis penas  o fue el rojo de tus venas  mi sangría...  ¿Por qué llegó y se fue  tras del carmín ...
la señora llovía dulcemente
2012-04-24 05:01:00
Gotan Esa mujer se parecía a la palabra nunca, desde la nuca le subía un encanto particular, una especie de olvido donde guardar sus ojos, esa mujer se me instalaba en el costado izquierdo. Atención, atención yo gritaba atención pero ella invadía como el amor, como la noche, las últimas señales que hice para el otoño se acostaron tranquilas bajo el oleaje de sus manos. Dentro de mí estallaron ruidos secos, caían a pedazos la furia, la tristeza, la señora llovía dulcemente sobre mis huesos parados de soledad. Cuando se fue yo tiritaba como un condenado, con un cuchillo brusco me maté, voy a pasar toda la muerte tendido con su nombre, él moverá mi boca por la última vez. Juan Gelman, Buenos Aires, 1930 de Gotán, Ediciones Horizonte, Colección de Poesía La Rosa Blindada, dirigida por Carlos Alberto Brocato y José Luis Mangieri, Buenos Aires, 1962 imagen de © Mario Abel Bernabe, en Mario Abel Bernabe
cada uno estaba solo
2012-04-23 05:01:00
Dos hombres a Alejo Carpentier había dos hombres que vivían en dos terrazas vecinas de la Habana separadas apenas por un pequeño desnivel uno era cubano otro no tanto uno era joven otro no tanto pero los dos estaban solos cada uno hacía sus cosas sin mirar al otro hubiera podido mirarlo uno martillaba los clavos de sus zapatos otro bebía su vino uno encendía sus luces rojas o verdes otro graduaba el brillo de sus luces equipadas con un relay inmóviles en la dársena los barcos contemplaban a los dos por igual hasta que llegaba la noche cada uno ponía su música favorita escuchaba también la del otro pero en segundo plano a veces alguno de ellos llegaba a bailar solo cada uno estaba solo pero cada uno nunca miraba al otro por fin cada uno cerraba su puerta con candado daba cuerda a su respectivo reloj despertador se arrojaba en el sueño cada uno dormía abrazado a una almohada suplementaria y soñaba que acariciaba y era acariciado por una mujer que quizá era la misma y a la mañana...
More About: Solo
sin horror, oh, sin horror
2012-04-22 05:08:00
Alguien mirará ¿Alguien mirará desde aquí este río, estos ríos, a través de los paraísos, cuando el crepúsculo sea un silencio gris de franjas apagadas? ¿Quién, desde aquí, sentirá el ala del silencio, triste de haber quemado ya sus flores, y alisándose con vaga solemnidad, tocarle extrañamente? Hacia qué país o qué abismos el adiós del ala pálida? No son siempre nuestros, oh alma, las miradas y los sentimientos. ¿No ves los follajes fijarse en un oscuro éxtasis hacia la infinita ceniza todavía viva y temblar de repente, como espíritus, en un íntimo y leve escalofrío inquieto? ¿Y las paredes blancas, y las corolas aun abiertas, y las aguas fieles, y los pájaros quietos y las gramillas tímidas? Las criaturas, en fin, que no sabemos, y que el día deja lo mismo que una música o lo mismo que una fiebre... Ah, y los que vendrán, las jóvenes almas que vendrán, fuertes por el amor para los vértigos sutiles, de ojos serenos y sonrisa valiente para todos los abismos. ¿Qué fatales melancolía...
More About: Horror
la pieza es la misma
2012-04-16 05:12:00
Hotel El hombre que anoche se durmió apretando ese cuerpo de mujer contra su cuerpo ahora no puede resignarse a ese sol impreciso en la ventana, esa noche que invade el cuarto no logrará confundirlo ni los ruidos de la calle lo distraen, solo las hojas que hacen ruido le traen la certeza; él aun es el hombre que anoche se durmió como oyéndolo al viento en las hojas y ésta es la cama deshecha donde ahora oye las hojas pero solamente piensa: la pieza es la misma donde otros tantos durmieron y callaron, con solo extender los brazos todos supieron de noche caminar por este cuarto, la cama está sin embargo deshecha. Si ahora no deja la cama es porque tiene los cigarrillos cerca, si ahora no camina a cerrar la ventana es porque el hombre que está solo en una cama deshecha solamente piensa, siempre será desde anoche que no habla y está deshecha la cama, si no deja la cama y no camina es porque así está bien, si tiene los ojos tan abiertos es porque las hojas hacen ruido y parece la puert...
el acomodador enciende la luz mala
2012-04-15 06:20:00
La antropofagia como una de las bellas artes Ellas en las filas Detrás de la escalera En espacios recién inaugurados por la lluvia O los pastizales del desnudo aquel Critican la salita A la proyección nadie la ve El cortinaje se mueve agitado por el polvo que también quiere entrar Arde a la derecha un gran brasero a alcohol Se comparan con la Zully Moreno Vestigios de un rostro jamás olvidado Acaso no fue en el Tigre aquella antigua vez Cuando en la lancha se pintaba las uñas de metálico azul -Sabés lo que era Murmuran e interrumpen la ajena exhibición Del filme salen manos Vaivén de dedos El acomodador enciende la luz mala Todo el mundo de pie -Disimulá el tono,    loca y bajá un poco esa voz Alguien grita 'la cana' sin poderse contener -Francisco parecés un idiota -Estás como la estatua de Santa no Sé Qué Algunas pocas zafan salvadas por azar Eran el colmo de musa inspiradora Un espejo sin forma que perfuma y se arroja Ellas por las calles las esquinas los zaguanes ...
qué será de nosotros
2012-04-09 05:01:00
Esperando a los bárbaros ?¿Qué esperamos reunidos en el ágora? Es que hoy llegan los bárbaros. ?¿Por qué el Senado está inactivo? ¿Qué pasa que los Senadores no legislan? Porque hoy llegan los bárbaros. ¿Qué leyes pueden hacer ya los Senadores? Los bárbaros legislarán cuando lleguen. ?¿Por qué nuestro emperador se levantó tan temprano y está sentado en la puerta principal de la ciudad, solemne en su trono, luciendo la corona? Porque hoy llegan los bárbaros. Y el emperador espera recibir a su jefe. Hasta ha preparado un pergamino para entregarle. Allí ha consignado muchos títulos y nombres. ?¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores salieron hoy con sus rojas togas bordadas? ¿Por qué llevan brazaletes con tantas amatistas, y anillos con espléndidas y brillantes esmeraldas, por qué empuñan hoy preciosos bastones magníficamente recamados de oro y plata? Porque hoy llegan los bárbaros, y esas cosas deslumbran a los bárbaros. ?¿Por qué los il...
un montón de extraños unidos
2012-04-06 05:09:00
** Ahora estás con todos quien te quiera tener te tendrá como nunca sin necesidad de discutirdónde dormirás esta noche con quién pasarás el próximo verano.Pero fuera no estás: la ciudad vacía la casa devueltala familia un montón de extraños unidos apenas por un amorque les diste y todavía conservan. Sin tu tronco quedamosramas por el sueloleña para el fuego. ** ¿Vas a enseñarme a vivir? Te dejaré tocar mi colección de cáscarascompartiré contigo las uñas que guardo en los bolsillos. Las semillas que nos dieronson pastillas para dormiry del ombligo dormidosnos crecen frutales. Te daré de comer.Ven. La tierra prometida es cosa de otros.Para nosotros la arena:un paisaje que cambia con el viento. Miriam Reyes, Orense, 1974 de Desalojos, Hiperión, 2008 imagen de Francesca Woodman©, en Uno de los nuestros
no soy buena nombrando
2012-04-05 05:01:00
** Toma de mí este trozo bendito de mi lengua deja en ella la oración que unidas murmuramos en el alba de nuestra pasión. Toma de mí este rubor, la dulce canción que entre tus dientes dejo como agua sagrada. ¡Boca de tu amor sobre mi llaga! Toma de mí el látigo de piel humana que construí en mis peores días. Toma de mí mi absurdo rencor y viértelo sobre el atlántico como una saliva amarga. Toma de mí este trozo bendito de mi lengua y deja en ella la oración que juntas murmuramos cada día al nacer el alba. de Puente aéreo *** No soy buena nombrando flores o plantas. Son un verde prodigioso, de sueño amazónico, verde imaginario de agua y cielo juntos. Llamo apenas trébol, azucena, después es un jardín salvaje, sin orden aparente enredaderas caídas, unidas tallo a tallo un universo mate hundiéndose en un charco nocturno, sin un piar sin un volar. Tendida entre cicutas y corolas rotas empujo el olvido como un velero antiguo tocando un borde            ...
un silencio erguido
2012-04-04 05:54:00
** Hacia dónde se me cayó la palabra que era inmortal: en la garganta del cielo detrás de la frente, hacia allí va, asistida por saliva y basura, la Siete-Estrellas que conmigo vive. En la bitácora las rimas, el aliento en el estiércol, el ojo un serviola de imágenes- y sin embargo: un silencio erguido, una piedra, que rodea la escala del diablo. ** La palabra dolor Se te dio en la mano: en tú, sin tu muerte, junto al que todo el yo volvía a sí mismo. Pasaron en redor voces sin palabra, formas vacías, todo entraba en ella, mezclado y desmezclado y vuelto a mezclar. Y números fueron entretejidos y lo innumerable. Uno y mil y lo que delante y detrás era mayor que sí mismo, más pequeño, bien maduro y retro- y re- transformado en germinante Nunca. Lo olvidado intentó agarrar lo por olvidar, continentes, corazones, en partes, flotaban, se hundían y flotaban. Colón, con el cólquico, el in- temporal, en el ojo, la flor- madre, asesinaba mástiles y velas. Todo se largó, libre, ...
bajo mi mirada inútil
2012-04-01 15:30:00
Dulce et Decorum Est Encorvados, como viejos mendigos con sus bolsas, chuecos, tosiendo como arpías, maldiciendo en medio del barro, le dimos la espalda a las inquietantes bengalas y avanzamos con dificultad hacia nuestra lejana base. Los hombres marchaban dormidos. Muchos habían perdido sus botas y rengueaban en sus zapatos de sangre. Todos tullidos, todos ciegos; ebrios de fatiga; sordos al silbido de las cansadas balas calibre 5.9 que quedaban atrás mientras se alejaban. ¡Gas! ¡Gas! ¡Rápido, muchachos! Un éxtasis de incertidumbre. Ponerse las ridículas máscaras justo a tiempo; pero aun hubo alguien que gritaba y tropezaba, luchando como un hombre quemándose con fuego o cal? Borroso a través del cristal empañado y la espesa luz verde como debajo de un verde mar, lo vi ahogarse. En todos mis sueños, bajo mi mirada inútil, se hunde ante mí, boqueando, asfixiándose, ahogándose. Si en algún sueño sofocante tú también caminaras detrás del camión al que lo arrojamos, y vieras sus ojos...
como desde un principio, lo oscuro
2012-03-26 06:19:00
*** Leche de la Underwood Por delicadas que sean, las mañanas envilecen; lo destructible vacila y lo que pareciera, frente a nosotros, perdurar, no nos acoge, menos cruel que indiferente. Animal anónimo, por más que grites, nadie escucha, y ni por lejos la lengua es la que conviene. Existe, tal vez, en alguna parte, un idioma, nadie niega, pero habría que desandar, salir, si fuese posible, del centro de la noche, y empezar de nuevo con otra clase de balbuceo. Tantas tardes que resbalan: ya no se sabe en qué mundo se está, y sobre todo si se está en un mundo. Se muerde un fantasma de manzana, mientras sigue merodeando, como desde un principio, lo oscuro. Destellos de un sol de invierno en la ciudad transparente; brillos, rápidos o lentos, que algunos blanden como pruebas abandonándose, soñadores, su tibieza. Entre tantas estrellas, esperanzas: relentes de un reino animal. *** Dánae Manda a su hijo Perseo Dánae, para gozar, sin testigos, de la lujuria, a extraviarse en los ojos s...
More About: Como
cuando era joven y previsor
2012-03-22 04:02:00
Vivo aún Y yo me senté sin pudor sobre las ondas de ese río lejano alveolado de sol verde los árboles celebraban la noche y las estrellas Vi claro en la noche desnuda en la noche desnuda qué mujer me mostró su rostro se mostró desnuda su belleza adulta, era más seria que las leyes impías de la necesidad Contra ella los aderezos de naturaleza pueriles ejercían sus armas eternas de hierro y mármol y sal contra ella el diamante del cielo se embotaba y se empañaba Sin embargo era una belleza de arena y de musgo y de crepúsculo pero era una belleza de carne de lengua y de pupilas una belleza de retoño y desecho de las estaciones Belleza que se apagaba bajo vagos encuentros he separado amantes más feos juntos que separados para salvarlos hice cantar la soledad quebré sus labios al cuadrado Yo hice secar tuve tiempo de hacer secar las flores sin remordimientos de una mentira el estercolero fresco que lloraba y las auroras mal despiertas pero hice reír a los más agrios comediantes apa...
More articles from this author:
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7
128664 blogs in the directory.
Statistics resets every week.


Contact | About
© Blog Toplist 2017